Alcalde de Nueva York Dice Estar Preocupado Por Deportaciones De Haitianos Indocumentados


NUEVA YORK. El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, de origen italiano, dijo estar preocupado por las deportaciones de haitianos que ha anunciado el gobierno dominicano y pidió al presidente Danilo Medina, garantizar el respeto a los derechos humanos de los eventuales repatriados.

En un comunicado de su despacho enviado la tarde de este miércoles 17 de junio, el primer ejecutivo municipal de la ciudad, dijo que "estoy muy preocupado por las potenciales deportaciones forzosas de miles de personas de la República Dominicana".

Añade que "pido al gobierno dominicano respetar los derechos básicos garantizados a todas las personas, incluyendo a los dominicanos de ascendencia haitiana, en virtud del derecho internacional".

El alcalde neoyorquino, quien se define como un gran amigo de los inmigrantes de todo el mundo y es uno de los pocos en dar una identificación municipal a los indocumentados, sostuvo que "también hago un llamado al gobierno para evitar lo inevitable y no cometer errores, evitar peligros de humillación y la remoción por la fuerza de los haitianos de sus hogares".

Dijo que "las personas más afectadas por esta acción, son los haitianos nacidos en la República Dominicana y que están siendo injustamente despojados de su nacionalidad y condición jurídica, sólo a causa de su patrimonio".

El funcionario recordó que "la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece que la nacionalidad es un derecho básico de todos los individuos".

Dijo que "como el alcalde de una ciudad orgullosa de los inmigrantes, hogar de grandes diásporas dominicanas y haitianas, mantenemos los derechos humanos internacionales, y esperamos ver una resolución compasiva y humana a esta alarmante situación".

Señaló de Blasio que su extrema preocupación, incluye especialmente a miles de niños y niñas nacidos en la República Dominicana. 

"Exhortó al gobierno dominicano a respetar los derechos básicos de todas las personas, bajo la ley internacional", concluye la declaración.